Viajar a Bulgaria: 5 cosas que debes saber o cómo enterarse que no valen los euros

viajar a bulgaria

Este artículo nos habría venido muy bien a nosotros antes de viajar a Bulgaria, probablemente nos hubiera evitado algunas confusiones. Por ejemplo, no hubiésemos parecido un caramelito a la puerta de un colegio cuando, recién aterrizados en la vieja terminal 1 del aeropuerto de Sofía, nos dirigimos a por un taxi entre lo que a nosotros nos parecieron malévolas sonrisas y maquiavélicas conspiraciones de los taxistas para secuestrarnos. No lo eran, por suerte, sólo un poco de ignorancia.

Después de nuestra experiencia en Bulgaria, queremos mostraros algunas cosas a tener en cuenta antes de viajar a Bulgaria. Allá vamos.

1. Antes de viajar a Bulgaria…la moneda: el Lev Búlgaro

Si bien Bulgaria forma parte de la Unión Europea desde 2007, el euro todavía no ha llegado ni se le espera en las próximas fechas. Así pues, la moneda es el Lev, que en búlgaro vendrían a ser “leones”, y que para entendernos en España llamamos a sus monedas como “levas”.

El cambio está a 1.95 levas por euro, lo cual nos facilita mucho el cálculo.

1€ = 1.95 lev

Cabe decir que es perfectamente viable pagar en euros en Bulgaria. No obstante, no os recomendamos convertir esta práctica en algo habitual una vez allí, puesto que se sacan buenos márgenes con el cambio. En cualquier caso, para salir de una emergencia ya sabéis que en casi todos los sitios (taxis, restaurantes, bares…) os va a aceptar el euro como moneda de pago.

Por otra parte, Sofía, la capital, y otras ciudades importantes están llenas de cajeros en los que poder sacar una buena cantidad de levas que seguro que podemos explotar muy mucho.

2. Los precios en Bulgaria

El sueldo medio en Bulgaria es de 423 €/mes. Según se dice, en España el sueldo medio es de 2.188 €/mes, aunque los que no vivimos en Matrix vamos a tener en cuenta unos salarios más bien mileuristas. Teniendo esta última referencia presente, es fácil comprender que los precios son, aproximadamente, la mitad que en España.

Vamos a ver las unidades internacionales para que nos comprendamos:

viajar a bulgaria: la moneda y los precios en Bulgaria

 En general, como veis, los precios son baratos para el ciudadano medio español, no te digo al de las encuestas de salario medio. Como en todos los sitios, si uno quiere se puede gastar más dinero si lo desea.

3. El idioma en Bulgaria

En raras ocasiones los viajeros a Bulgaria dominan el idioma nativo: el búlgaro. No obstante, no todo son malas noticias: en las ciudades la mayor parte de gente joven y mediana edad habla el inglés, al menos lo chapurrea. En nuestro caso no encontramos problemas de comunicación en nuestro viaje.

Otra cosa es cuando salimos a zonas alejadas de Sofía y otras ciudades. Incluso nos encontramos en Veliko Tarnovo que servicios como la venta de tickets para visitar la antigua fortaleza estaba custodiada por una mujer que de inglés bien poco. Así que es de esperar que en pueblos pequeños y zonas más rurales no sea fácil topar con alguien que hable inglés.

Si un Búlgaro niega con la cabeza, significa que sí, y al revés.

Nos vendrá bien saber, cuando nos comuniquemos con alguien de habla exclusivamente búlgaro, que cuando asienten con la cabeza quieren decir que no, y cuando niegan intentan decir que sí.

Viajar a bulgaria, el idioma bulgaro

Nota mental: practicar en casa antes de ir, es un ejercicio de coordinación tremendamente complicado.

Relacionado con el idioma, tenemos el alfabeto cirílico. Es habitual encontrar muchas señalizaciones en el país en alfabeto cirílico, muchas veces acompañado de su homónimo latino, pero en cuanto nos alejamos de la civilización, empieza a escasear el latino para beneficio del cirílico.

4. El clima: ¿cuál es la mejor fecha para ir a Bulgaria?

Pese a que la latitud de Sofía y Bulgaria en general es ligeramente más norteña que Barcelona, la ausencia de influencia atlántica y marítima convierte su clima en uno continental con extremos diferenciados entre invierno y verano.

Es igual de normal alcanzar los 30ºC de día en julio y agosto que no subir de 0ºC en enero. Los meses de otoño, invierno y primavera son fríos o muy fríos, mientras que los veranos, calurosos de día y muy agradables de noche.

clima en bulgaria
Amanecer en Veliko Tarnovo, unos agradables 9-10 grados centígrados a mitad de septiembre.

Las precipitaciones se reparten a lo largo del año, siendo especialmente intensas en primavera, aunque sin estridencias, y siempre con las anomalías que encontramos entre valle y montaña.

En cualquier caso, cualquier época del año es buena para ver Bulgaria: invierno para los amantes del frío y deportes de invierno; primavera y otoño para los que no desean calores; y verano, para aquellos que quieren temperaturas agradables y noches frescas.

5. El transporte en Bulgaria

Bulgaria, por lo general, está bien comunicada, aunque hay que hacer ciertas puntualizaciones.

5.1. Las carreteras en Bulgaria

En nuestro viaje recorrimos el país en coche de alquiler, alquilando en la propia terminal del aeropuerto de Sofía. Es por ello que sabemos que el estado de las carreteras no es el mejor. 

En primer lugar, decir que existe una única autovía que lo es como tal y que une Sofía con Turquía. Es la autovía que nos dejará, también, en Plovdiv, entre otros puntos. El resto de carreteras distan mucho de lo que estamos acostumbrados en España.

Por una parte, el estado de conservación es nulo. Las carreteras por lo general se encuentran tal y como las construyeron en su día, y ese día queda lejos. Las líneas están borradas y los baches búlgaros son un símbolo nacional. Por contra, la señalización en ruta es aceptable.

Por otra parte, la conducción de los búlgaros es ciertamente caótica: es normal ver como los taxistas no usan el cinturón de seguridad (aunque es obligatorio), como se saltan los límites de velocidad (aunque las carreteras principales están plagadas de radares que, a priori, funcionan), y cómo de impacientes son al volante.

[Into the anécdota] Hablando de las costumbres búlgaras al volante, y aunque creo que no es tan habitual, tuvimos la suerte de ver a un presunto contrabandista cruzar la mediana de la autovía, tropezando, cayendo en mitad de la calzada mientras los coches lo esquivaban, a la vez que desparramaba por el aire un buen fajo de billetes que sus amigos, apostados en un coche cercano, se apresuraban en recoger. Más tarde recogieron a su amigo.

carreteras en bulgaria
Conduciendo de camino a las cuevas de Deveteshka. Ciertamente, de las mejores carreteras que encontramos en el viaje.

En cuanto al repostaje, la gasolina y el gasoil está en unos precios muy similares a los españoles, alrededor de 1€ (unas 2 levas) el litro de combustible.

5.2. Otros medios de transporte

En cuanto a otras formas de moverse por Bulgaria, el país cuenta con una buena estructura ferroviaria y con muchos enlaces mediante autobuses a precios muy económicos, aunque nunca te dan la flexibilidad de un coche propio.

Un punto y a parte son los taxis. En el aeropuerto de Sofía, y puede que se extienda a otros aeropuertos del país, abundan los taxistas piratas que te van a cobrar un pico de más por los trayectos. Es por ello que en el propio aeropuerto existe una pequeña oficina donde solicitas el taxi y ellos se encargan de llamarlo por ti y darte un número de taxi que no va a ser fraudulento. De hecho, cuentan con licencia y llevan taxímetro, de otro modo, no confiéis en ellos. Por otra parte, es muy sencillo en la capital levantar la mano y parar un taxi, a la vez que resulta una forma económica de moverse por Sofía, pese a que existen otras posibilidades como el metro o el tranvía.

5.3. Moverse en bicicleta

Por último, las ciudades búlgaras no pueden considerarse un buen sitio para las bicicletas. No existen carriles específicos urbanos y la conducción de los locales no da demasiada confianza. Sin ir más lejos, en Sofía existe un anillo ciclista que rodea la ciudad, en un paseo precioso que os contaremos en adelante, y que cuenta con facilidades como tener que cruzar carreteras de 4 carriles para continuar el camino. En cualquier caso, nosotros siempre cogemos bicicletas para poder ver ciudades de la forma más efectiva.

Llegados a este punto, pensamos que ya estás preparado para ir a Bulgaria. Sigue leyendo nuestro viaje al país de Hristo Stoichkov y descubre algunos rincones menos visitados pero realmente únicos.



Booking.com

¡Comparte y vencerás!

Marenyà
Sígueme en:

Marenyà

Ambientólogo frustrado y reconvertido al marketing online. Me gusta viajar, escuchar a los Planetas incluso estando contento, comer nocilla y pan bimbo y otras cosas más. Ah, y viajar.
Marenyà
Sígueme en:

2 Replies to “Viajar a Bulgaria: 5 cosas que debes saber o cómo enterarse que no valen los euros”

  1. Hola chicos! Antes que nada, felicitaros por los magníficos artículos que habéis escrito sobre mi ciudad, Sofía y sobre Bulgaria. Las fotos son geniales!
    Creo que habéis captado a la perfección la esencia de Sofia. Y la habéis disfrutado no sólo como turistas que se quedan con el centro y poco más. La habéis vivido como la vive cualquier “sofianets”: sus calles, la gente, los baches y los socavones, la oscuridad de las calles por la noche, los parques que parecen bosques…
    Aquí aporto unas correcciones históricas y económicas:
    -Sofia es una de las ciudades europeas más antiguas. Ya era un asentamiento 5000 años a.C. Pero la primera gran civilización fue la de los Tracios (los búlgaros somos sus descendientes). De hecho, se ha reconocido que no existen los pueblos eslavos. Compartimos alfabeto y tenemos idiomas muy parecidos, pero cada nación tiene su propia historia y tradiciones.
    Los tracios bautizaron la ciudad como Sérdika en el siglo VII a.C.
    En el año 29 la ciudad pasa a formar parte del Imperio Romano.
    En el año 809 Sofia ya es parte del territorio búlgaro (el país como tal se fundó en 681) y la ciudad empieza a llamarse “Sredets”.
    A finales del siglo XIV todo el país es ocupado por los turcos y empieza a formar parte del Imperio Otomano. Durante este tiempo se ha conservado el idioma, la cultura y la religión, aunque es innegable que ha habido una mezcla entre las dos culturas.
    La liberación del país llega en 1878. Durante las primeras décadas del siglo XX, Sofia es una ciudad muy próspera. Se consolida como centro industrial y cultural del país.
    En 1946 llega la ocupación soviética (una desgracia para todos los países que fueron ocupados).
    En 1989 volvemos a ser libres y desde entonces intentamos alcanzar el estándar de vida europea, aunque los otros países estén a años luz en el progreso económico y social :'(
    -Una corrección importante: el sueldo medio en Bulgaria es de 250 euros. Ojalá fuera de 423 euros. No me preguntéis cómo vive la gente con ese dinero porque ni yo me lo explico jaja.
    -Un apunte para tener en cuenta-viajar en coche por Bulgaria debe ser genial. Pero hay unos lugares que parecen salidos de cuento y sólo se pueden verse desde el tren. En el trayecto Sofia-Varna (el tren pasa por el norte del país). Los trenes son un desastre, pero las vistas merecen la pena.
    -Sugerencia:si algún día decidís volver a Bulgaria y ver algo “más europeo y cosmopolita” os propongo ir a Burgás. Es la “capital marina” como le decimos. Está en el sur del país y es el ejemplo de una ciudad muy turística. Aparte de playa, chiringuitos y atracciones acuáticas, hay una buenísima oferta cultural en agosto-festivales, conciertos, exposiciones y mucha marcha.

  2. Hola Milena!

    En primer lugar gracias por pasarte por aquí y por tu comentario, que mejora mucho la entrada y nos hace ver un poco más de cerca la realidad de Sofia y Bulgaria. Lo de los precios es sorprendente, yo tampoco entiendo como pueden llegar a fin de mes.

    Después de leerte, todavía tenemos más ganas de volver a Bulgaria, sabemos que nos queda un montón que ver. Un abrazo!

Deja un comentario