Sofia en 3 días, una capital preciosamente distinta a las demás!

que ver en sofia en 3 dias
De jarana en la plaza Alexander Nevski. Tras varios intentos, lo conseguimos!

No sabría transmitiros qué pasaba por mi cabeza cuando David nos dijo a Pablo y a mí: “Bro´s, he comprado los billetes para Sofia” (nos enseñó a dejar de decir Sofía para decir Sofia, con acento en la “o”). Pues pasaron dos minutos allí y ya tenía esa extraña sensación. No es preciosamente histórica y bella como Praga o Edimburgo. Tampoco preciosamente monumental como Viena o Budapest. Pero es tan auténtica en sí misma, que dicha autenticidad la convierte en única. Y no es un decir, ni mucho menos un tópico. Es una ciudad preciosamente distinta, y voy a descubriros a qué me refiero exactamente!

La imperfección perfecta

Está claro que, a los que nos gusta viajar, nos encanta descubrir un nuevo destino y, probablemente sólo por eso, nos conformemos y complazcamos más fácilmente. Sé que muchos os sentiréis identificados.

que ver en sofia en 3 dias
El famoso portal de nuestro apartamento. Hacia lo salvaje. ¿Qué nos esperaría en su interior?

Pero en el caso de Sofia, hay muchos aspectos por descubrir que se escapan de los estereotipos de ciudad atractiva. También otros que difieren de lo que estamos acostumbrados a ver en guías turísticas. Por eso, os animo a que os dejéis engatusar por sus encantos de ciudad rasgada.

Cuando cae la noche, invade un sentimiento cruzado de respeto por lo lúgubre y emoción por lo misterioso. Así fue nuestra llegada a la calle Ivan Vazov en el taxi de “Batista”, el personaje de “Pressing catch” (menudo morlaco; recuerdo a Pablo muy escéptico a la hora de subirse, cuando estábamos en el  aeropuerto). Se le veía un poquito pasado de kilos, eso sí; pero con el mismo semblante rudo y agresivo que dicho luchador. Dudábamos de si no se ponía el cinturón de seguridad porque las normas no iban con él, o simplemente porque no le abrochaba. No cabía en el coche! El caso es que nos dejó en nuestro destino a la 1 de la mañana.

que hacer en sofia bulgaria
Los pivotes están repartidos por todas las calles de la ciudad. Ahora me entendéis, ¿no?

Observando el portal donde se suponía que se encontraba nuestro apartamento, nos miramos estremecidos. Menos mal que no tuvimos mucho tiempo de cavilar acerca de su mala pinta, porque una amiga de nuestro “casero” se presentó enseguida, y su presencia logró distraernos. Acudió en su nombre, ya que él estaba de viaje. Y venía cosiendo la calle de lado a lado. “I am a little bit drunk”, reconoció. Imaginaros las risas. “I am working in a bar near here”. ¡Pues así da gusto trabajar, compañera!

Tras acomodarnos en nuestro apartamento, bajamos de nuevo a la calle para disfrutar de una cervecita, y que así nos ayudase a soltar un poquito esa tensión inicial. El mapa nos indicaba que estábamos en el centro, pero no lo parecía. Así es la Sofia nocturna. Confusa. Intimidante.

Sus atípicas calles de “pavé” son un ejemplo de adoquinado excéntrico y casi cubista. Las nieves y heladas del invierno han hecho estragos con él. Surcos, levantamientos, baches e incluso alguna que otra ausencia son un peligro para los coches y sus amortiguadores, y más si cabe para los ciclistas (ya os contaremos en el próximo post que, no obstante, merece la pena pasearla en bici).

Las aceras son un desafío para minusválidos y para padres primerizos poco curtidos en el arte de la conducción con carrito todoterreno. Allí no sirven los cochecitos estándar. Por no hablar de sus bolardos presidiarios, con esa pintura tan sugerente. Diría casi metafóricos (carcelarios?). Tened cuidado, pues ya sabéis dónde puede acabar uno si no los respeta o si los obvia.

que hacer en sofia en 3 dias
Precariedad de las aceras. Se dice que los mejores atletas de carreras con obstáculos son oriundos de la zona.

¿Y los edificios? Muchos parecen un búnker. Otros creo que lo son, o lo eran. Pero en definitiva nos trasladan otro tipo de historia. Incluso en la zona más céntrica se notan desgastados. En los anillos del extrarradio son más modernos, o al menos se supone. Aunque siempre hay excepciones, por supuesto.

Qué ver en Sofia: el recurrente patrimonio histórico y monumental

Históricamente, las primeras evidencias datan el origen de la ciudad en el siglo I a.C. En el devenir de sus días, ha sido asediada primero por Otomanos y más tarde por Soviéticos, y tanta zancadilla deja entrever que es sólo un reflejo de lo que pudo ser.

Aun así, Sofia cuenta con algo más de 1.200.000 habitantes y es la capital de Bulgaria desde 1879. Esto le permite gozar de cierto patrimonio monumental que se distribuye a lo largo del Bulevar Tsar Osvoboditel y sus alrededores. En su extensión podemos encontrar la Universidad, el Parlamento, la Iglesia Rusa de San Nicolay y la Galería Nacional. También, en su parte más occidental, se encuentra la catedral de Sveta Nedelya y la estatua de Santa Sofía, patrona de la ciudad.

que ver en Sofia Bulgaria
La Catedral de Alexander Nevski fue la construcción que más nos impresionó.

Mención especial merecen la Iglesia de Santa Sofía (la más antigua del país) y la Catedral de Alexander Nevski. Ambas escenario de bodas de lo más extravagantes. De hecho, tuvimos el placer de presenciar varias (sí, en apenas un par de horas). Cuando los coches del convoy de invitados se desplazan por los alrededores, no paran de tocar el claxon y de zarandear prendas sacándolas por las ventanillas. Pero sin conocimiento alguno. ¡Parecía que Bulgaria había ganado la Eurocopa!

Abandonando el centro y algo más alejados encontramos lugares de interés como las barracas turcas, el yacimiento romano de Sveti Georgi y la espinita que se nos quedó clavada: la iglesia de Boyana. Está situada en plena naturaleza y es de construcción Ortodoxa Búlgara. No llegamos con las bicis hasta su emplazamiento, pues queda bastante retirado. Un taxi puede ser la opción. O eso, ¡o ser un Induráin de la vida!

Sofia Street markets

Son varios los mercados que podemos encontrar en la ciudad, incluso alguno de ellos es al aire libre. En el Ladies Market se pueden comprar productos típicos, frescos y de calidad, y es un lugar con bastante encanto. También encontramos el Cental Market, de mayor envergadura, y donde podemos también comprar souvenirs, ya  que hay una variedad de productos bastante extensa.

mercados en sofia bulgaria
Mercado de antigüedades en Alexander Nevski.

Pero sin duda, no os podéis perder el mercado de antigüedades que se encuentra junto a la Plaza de Alexander Nevski. Creo que lo consideraría antes un museo que un mercado propiamente dicho. Qué cantidad de artículos y piezas de anticuario!. Aunque lo que más llama la atención es, por un lado los propios vendedores, y por otro, los puestos de temática bélica. Cascos, pistolas, cuchillos, navajas y granadas se integraban en stands junto con gorros, botas, guantes, chaquetas con placas conmemorativas e insignias variadas, etc. Tanto pertenecientes al bando nazi como al comunista, con su simbología propia esculpida, tallada o bordada. Se nos ponía la piel de gallina pensando que esos artilugios habían acabado con la vida de personas. Que son historia presente de la guerra pasada. Es una sensación diferente, incluso incómoda. No exagero si digo que por momentos nos acordamos de cuando visitamos juntos Auschwitz; a veces nos quedábamos los tres delante de uno de los puestos durante un minuto, parados, en silencio, hasta que alguien decía: “Buah chaval!”. Os animo a vivir la experiencia, y a regatear con los arraigados mercaderes, ya que no hay precios establecidos. Si alguno de vosotros es coleccionista, alucinará con la cantidad y variedad de monedas, anillos, pulseras, relojes, cuadros, cámaras de fotos,… ¡Suerte con la compra!

En cuanto a un “shopping center”, hay varias opciones, pero recomendamos la zona del Bulevar Vitosha, que se corresponde con el centro neurálgico y de compras. Es una calle peatonal llena de tiendas y que también permite alternar con los amigos, ya que su oferta de bares y restaurantes es bastante considerable.

Into the Gardens

parques en sofia bulgaria
Once Upon a Time Biblioteka.

Si en algún lugar de Sofia merece la pena perderse, es en sus parques. Nosotros los disfrutamos tanto a pie como en bici. En ocasiones, los límites del parque y del bosque no están claros, lo que imprime un plus de motivación a la hora de observar fauna y flora autóctona. Nos costó identificar algunas especies. Sí amigos míos, está claro que somos ambientólogos oxidados.

Os invito a pasear y a relajaros en el South Park, donde se celebran eventos de todo tipo durante todo el año. También a vivir el ambiente de Knyazheska Gardeno y de Maymunarnika Park. Dar rienda suelta al espíritu aventurero por las sendas y caminos del Loven Park (sin duda mi favorito) y del Park Borisova. Pero en general, cualquier elección es buena.

salir en sofia bulgaria
Relax en los cenadores del Once Upon a Time! Ideal para pasar un rato agradable.

Y si no queremos alejarnos demasiado del centro, el Crystal Garden es una buena opción para descansar, aunque sobre todo me quedo con el Library Garden, en Shipka Street. En él encontraréis un bar muy auténtico y acogedor, el Once Upon a Time Biblioteka. Sus mesas de madera son palés reconvertidos, con sillones y cenadores para el relax absoluto. El trato es buenísimo, y siempre acompañan un piscolabis con la bebida, como frutos secos, patatillas o snacks variados. En verano es muy aconsejable.

Un patrimonio diferente. Una perspectiva que transmite y enamora.

arte en sofia bulgaria
Graffiti en la calle Ivan Vazov.

Los monumentos, las aceras, los adoquines, los edificios, los mercados y los parques son el patrimonio de Sofia. Pero no podemos olvidar otros aspectos que nos llamaron la atención en sobremanera.

Hay calles dedicadas a “grafiteros”, como la propia Ivan Vazov. Algunas de las obras son dignas de admirar y fotografiar. Parecen salidas de Nelson Street en Bristol o de Haight Ashbury Street en San Francisco (salvando las distancias).

calles en sofia bulgaria
Cabinas cercanas a la universidad.

¿Y qué me decís de las garitas de vigilancia?. Casetas peculiares que nos desconciertan en cuanto a su uso pasado. Se reparten por todo el centro y tienen una construcción muy peculiar. Nos imaginamos a los cargos de los aliados vigilando desde la altura a los civiles búlgaros, mientras se encontraban sometidos durante la segunda guerra mundial.

También despertó nuestra curiosidad la gran cantidad de cabinas telefónicas repartidas por toda la ciudad. No son como las londinenses, pero albergan cierta seña de identidad.

monumentos en sofia bulgaria
¿Cómo murió el protagonista de esta figura ecuestre?

Cabe destacar que Sofia se encuentra plagada de estatuas conmemorativas y esculturas históricas. Las ecuestres eran nuestras favoritas, y también las más abundantes. Así, adivinábamos la distinta suerte que corrieron sus protagonistas, basándonos en la posición que adoptan los caballos. ¿Lo sabíais? Si las dos patas delanteras se encuentran levantadas, el jinete murió en batalla. Si sólo una está erguida y la otra posada, murió por heridas de guerra. Si por el contrario las cuatro patas contactan con el suelo, el susodicho murió por causas naturales.

Otras cosas que hacer en Sofia

Ojo que llega la noche. ¿Cervecita? ¿Copita? ¿Quizás probar la Rakia? (sí, lo hicimos. Está fuerte. Vamos, ¡que entras en calor!). Nosotros en particular no tuvimos demasiadas experiencias nocturnas, pero creo nos dejamos aconsejar bien. De los locales que visitamos, no dejéis de:

  • …tomar una cerveza y escuchar buena música en Бар КристалЪ en ul. “Aksakov” 70. Se encuentra justo en el Crystal Garden. Es un espectáculo ver como a las 2 de la mañana, prenden fuego a la barra e invitan a chupitos a todo el bar.
  • …echar un baile en el bar Friday, en “General Yosif V. Gourko” 21.
  • …comer un bocata caliente por 3 levas en uno de los puestos de comida que se encuentran abiertos hasta altas horas. Puedes elegir tus ingredientes favoritos.

¡Ah! No os olvidéis de contemplar el Monte Vitosha. Vigilante de lujo, magnánimo espectador de la ciudad, la cual se extiende a sus faldas. Debe ser un privilegio fotografiar nuestros rincones favoritos son su imagen nevada como telón de fondo. Afortunados los viajeros invernales.

En definitiva, Sofia no puede disimular. Siendo bonita por diferente, su esencia siempre brotará hacia la superficie! Atrévete, Sofia!…

…Y no la habéis visto desde una bicicleta (próximamente en Into the travel).



Booking.com

¡Comparte y vencerás!

Olaf

Olaf

Profesor de Ciencias at CPR Sta Apolonia
Aprendiendo de la vida cada día. Dedicado a la docencia y amando la naturaleza, me encanta escaparme a disfrutar de la aventura que proporcionan los viajes!
Olaf

Deja un comentario